Toda comunidad ubicada en una frontera internacional tiene el gran privilegio y la gran responsabilidad de superar los límites políticos y fusionar a dos culturas en una singular forma de vivir. La Campaña Fronteriza Pro Justicia Ambiental labora en reducir la contaminación tóxica que genera la industria maquiladora en Tijuana y fomentar un comercio internacional y una globalización justos.

Nuestra participación en la región fronteriza inició en 1983 con nuestro copatrocinio de una Conferencia Ambiental Internacional en Tijuana. Nuestras relaciones transfronterizas continuaron fortaleciéndose en torno a una diversidad de temas de justicia social y ambiental. En 1993, creamos nuestra Campaña Fronteriza Pro Justicia Ambiental en aras de impedir la suscripción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en reconocimiento de la devastación que ocasiona el comercio injusto a lo largo de la frontera.

Nuestro Equipo de Acción Comunitaria en Tijuana, el Colectivo Chilpancingo Pro Justicia Ambiental, inauguró las oficinas de EHC en la Colonia Chilpancingo en 2002 con la finalidad de apoyar a habitantes de la localidad comprometidas con la lucha por la justicia ambiental a lo largo de la franja fronteriza mexicana.

Le invitamos a ver los videos y leer más acerca de los históricos esfuerzos de éxito de EHC, entre ellos:

No hay artículos en esta categoría. Si se muestran las subcategorías en esta página, puede que contengan artículos.